Prioridad: la nación mexicana

Por: Moisés Omar Corona Durán

Ante el eminente progreso de los comicios electorales que nuestro país está incursionando, donde los protagonistas más allá de una estructura formal o una verdadera intención de buscar una plataforma eficaz ante la sociedad que tanto lo requiere, sigue existiendo un eco social de incertidumbre, cuestionamiento, ofensa y sobre todo, desánimo ante las propuestas que tanto indican son las mejores en lo individual, empero, un desequilibro entre el decir y el hacer.

En ese sentido, la cultura de la legalidad debería ser una base prioritaria para investigar, analizar y resolver los verdaderos embates que nos enfrentamos día a día, no solo como una simple bandera para cubrir los buenos deseos de los candidatos, sino una profunda fortaleza hacia la Nación Mexicana, la cual por historia ha tenido próceres con una convicción inquebrantable que forjaron más de una vez el sendero Nacional y el Estado de Derecho que tanto se pregona.

Los matices que estamos enfrentado no solo tienen directrices diferentes, sino que su complejidad lleva consigo el desánimo colectivo y el enfrentamiento entre iguales, personajes de papel en una caricatura que no repercute hacia un interés colectivo sino simples interrogantes de ilusión ante una realidad cada vez más ávida de resultados donde reina la pobreza no solo económica, sino consuetudinaria e inmoral.

El espíritu de la Ley, nos recuerda que plasmarla fue y será un impulso por los mejores ejes prioritarios, sentido rector de la sociedad y sus necesidades a través de una base medular que tiene una Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, amancillada por los poderosos en vez de beneficiar al pueblo para el pueblo.

Sembrar la cultura en una Nación que requiere ser instruida y despertar su ánimo para contender, entender y expresar las mejores opiniones para despojar la venda que es obstáculo de interacción permanente, donde los colores que deben prevalecer son los de nuestro Lábaro Patrio, que es la única identidad verdadera que nos caracteriza, lo demás es simple ego o muletillas individuales.

La prioridad es la Nación Mexicana, los mexicanos, la Unión como Federación y más allá por ser un pueblo pluricultural con raíces orgullosas en todo tiempo, lugar o circunstancia.

En estos tiempos electorales, la mayor aportación es nuestro conocimiento, discrepancia y sobre todo, raciocinio ante los personajes que nos pueden representar. Por ello y ante eso, ¡la Nación es primero!

Revista Quehacer Político

Fotografía tomada de
https://laverdadnoticias.com/__export/1522122666480/sites/laverdad/img/2018/03/26/elecciones-mexico-2018.jpg_423682103.jpg

Deja una respuesta