Falsos profetas

Por: Alberto Vieyra Gómez

DE PE A PA / COLUMNA / AGENCIA MEXICANA DE NOTICIAS

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces”. Eso rezan las sagradas escrituras del evangelio según San Mateo en su capítulo 7: versículo 15. Y les queda como anillo al dedo a unos politicastros simuladores que como diputados y senadores crucificaron al pueblo de México con el gasolinazo, aprobado por el PRI, PAN, PRD, Verde del perico y otras sanguijuelas chupa sangre. El saco les queda principalmente a los moralinos panistas, que van a misa, se persignan y salen de la iglesia a darle en la torre al pueblo.

Sí, esos falsos profetas enfermaron al pueblo de México al que hoy buscan curar con un infame mejoralito. El gasolinazo lo aprobaron panistas y perredistas a cambio de millonarias tajadas para los estados donde son gobierno, es decir, que el gasolinazo tuvo un costo millonario para el gobierno a cambio de esos votos. Corrió la lana por debajo del agua o lo que es lo mismo, esos falsos profetas simuladores estiraron la mano, como siempre la estiran para ser parte de un sistema político corrupto y corruptor.

Esos falsos profetas, por el dinero conseguido para sus gobernadores reciben una suculenta mochada de parte de esos gobernantes simuladores también. ¡Negocio redondo! La política es una jugosísima industria.

Lo malo, es que esos falsos profetas son de esos lobos feroces que lanzan la piedra y luego esconden la mano, como el PRD que se deslindó del gasolinazo y en spots publicitarios engañan al pueblo de México diciendo que ellos son blancas palomas y que no votaron en favor del gasolinazo. ¡Mentirosos y simuladores! Sólo que esos simuladores del PAN, PRD, PRI y sus corruptos aliados, cometieron un pequeño error de cálculo en el gasolinazo: olvidaron que el 2018 es un año electoral y que la ciudadanía se las cobrará a todos en las urnas.

Pero como el mundo se les vino encima a simuladores y falsos profetas de la política totonaca, pues ahora andan viendo como corregir a medias su metida de pata. Buscan curar con mejoralitos al enfermo, principalmente del hígado a causa del odio.

En los altos círculos del poder político de México se dice en voz baja que el PRI “sensible a las demandas populares” promoverá en la cámara de diputados reformas al impuesto especial de las gasolinas para que vuelva a 14 pesos el litro de magna como estaba en el 2016. ¡Creen que nos perdonan la vida y quieren tomar por tonto al pueblo de México!

Y los comparsas simuladores del PRI, es decir los panistas, presentaron en la Cámara de Diputados un total de 120 mil firmas para que se dé marcha atrás, a medias, en el gasolinazo. Todo está fríamente calculado. El PRI con sus aliados históricos del PAN – el prianismo ponzoñoso – sacará a flote esa reforma para perdonarnos a medias la vida. ¡Creen que los mexicanos no tenemos memoria, que nos chupamos el dedo y que somos retrasados mentales!

Habrá que decirlo muy claro, la ponzoñosa partidocracia, esos falsos profetas quieren nuestros votos y nos engañan con espejitos de quitarle 2 pesos al precio de las gasolinas, cuando que debieran quitarles seis pesos por litro, toda vez que el consumidor paga 4 pesos por impuestos especiales a las gasolinas más 16% de I.V.A. ¡Qué robo!

Así que, mucho ojo señores electores de México, con esos falsos profetas que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro no son más que lobos rapaces.

Fotografía tomada de http://www.losangelespress.org