parallax background

Cempasúchil, flor de vivos

octubre 30, 2018
Los nuevos trovadores del narco
octubre 17, 2018
Mini Teatro Landó, funciones especiales
noviembre 1, 2018

Cempasúchil, flor de vivos

Por: David Almeyda Apolinar

Del náhuatl cempoal-xochitl que significa flor de los veinte pétalos
Cempasúchil, planta nativa de México, es sin duda la flor más representativa del día de muertos en nuestro país, que ha estado presente desde tiempos prehispánicos, infaltable en los cementerios y ofrendas de los altares mexicanos. Nuestros ancestros descubrieron su potencial, por lo que fue domesticada para su aprovechamiento como planta medicinal, comestible, ritual y mística.

En México la producción está enfocada en su gran mayoría para la celebración de nuestros fieles difuntos, lo cual significa un importante valor económico para los productores en estas fechas. Sin embargo, el arraigo tradicional del culto a los muertos no convierte a nuestro país en el principal productor de la planta, ya que China y la India ocupan los primeros lugares con fines de producción industrial a nivel mundial.

Destaca el uso principal de esta flor para la industria alimentaria en la elaboración de harinas que posteriormente son utilizadas para la formulación de dietas para aves, como los pollos y gallinas -en la producción de huevo-, la función de la planta es darle esa coloración amarillenta de la carne de pollo y la yema de los huevos, lo que resulta más vistoso para el consumidor, de lo contrario estos alimentos tendrían un color más pálido. También es utilizado en otros alimentos para consumo humano como colorante natural, en la elaboración de cosméticos y en la pigmentación de la industria textil.

Dentro de la medicina tradicional mexicana es una de las especies medicinales más utilizadas. Se ha empleado principalmente mediante infusiones para tratar padecimientos del sistema digestivo y respiratorio, así como para atender enfermedades de filiación cultural como empacho, nervios, mal aire, frialdad y susto, depende de cada región. El aceite esencial del cempasúchil tiene efecto antiespasmódico, broncodilatador, antimicrobiano, antinflamatorio y antimicótico. Por otra parte, sus flores y pétalos son ricos en carotenoides, de los cuales se han identificado la luteína y la xantofila, por lo que son utilizados principalmente en suplementos como antioxidantes, que protegen del efecto nocivo de los radicales libres, fortalecen el globo ocular y ayuda a prevenir la degeneración macular, teniendo un efecto benéfico para la visón.

Cabe mencionar que para uso medicinal es recomendable utilizar plantas de producción orgánica, ya que otros cultivos pueden contener agroquímicos que son nocivos para la salud.

El cempasúchil resulta de gran importancia para los sistemas agrícolas sostenibles como una alternativa para evitar el uso excesivo de los agroquímicos que tanto afectan al medio ambiente y a nosotros como consumidores, con esta planta se pueden elaborar extractos para el control biológico de nematodos, hongos y bacterias que pueden dañar los cultivos. La planta se puede sembrar intercalada entre las hortalizas para actuar como repelente de algunos insectos, al mismo tiempo que su flor favorece la presencia de insectos polinizadores en los cultivos. Además, en el almacenamiento de granos como el maíz se puede utilizar como repelente de insectos y hongos que puedan afectar la conservación y calidad del producto.

En fin, el cempasúchil tiene gran relevancia para los mexicanos más allá de la tradición cultural que nos fue heredada, puede ser una alternativa para mejorar las condiciones de los campesinos, ampliar nuestros horizontes hacia una producción más rentable, evitar el abandono del campo, la fuga de cerebros y hacer más fértil el conocimiento para que no se pierdan los tesoros de México, promoviendo la biodiversidad hacia la independencia y sustentabilidad agroalimentaria.


Fotografía tomada de https://www.eluniversal.com.mx/sites/default/files/2017/10/30/principal_flor_cempasuchil_dia_muertos_flor_de_muertos_oaxaca_puebla_michoacan.jpg


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *