parallax background

Rafael Márquez, orgullo del futbol mexicano

La simulación indigna más que las jaulas
julio 12, 2018
Presentación de certezas
julio 26, 2018

Rafael Márquez, orgullo del futbol mexicano

Por: Sergio Monciváis

Aprovechando la fiebre futbolística que invade al país por la fiesta más grande de futbol, en este texto se hará un breve repaso por la trayectoria de un representante del deporte más popular en México. No solo es reconocido en este país, sino también a nivel mundial, principalmente, en España.

En el año 1996 fuimos testigos del debut profesional de Rafael Márquez Álvarez en 1ra división, quien sería uno de los referentes más importantes de nuestro futbol, y por supuesto, de la Selección Mexicana.

Recordemos que nació en Zamora, Michoacán, México, en 1979. A la edad de 13 años, siendo aún todavía un niño tomó la decisión, junto con sus padres, que cambiaría por completo su vida, integrándose a las reservas del club Atlas, equipo con historia y tradición en el balompié mexicano.

Su calidad era única. Es importante rescatar que Rafael Márquez formó parte de aquella generación del conjunto rojinegro, que jugaba por nota y que agradaba a propios y a extraños. Tenía entre sus filas a jugadores como, Daniel Osorno, Miguel Ángel Zepeda, “El Chato” Rodríguez, Mario Méndez, Erubey Cabuto y Héctor López, los cuales eran dirigidos por el Argentino Ricardo Antonio Lavolpe. De todos ellos, Rafael Márquez destacó y sobresalió, y aunque por confusión llegó al tricolor, no sería problema, pues fue el comienzo de una gran aventura futbolística, que lo llevó a recorrer el mundo a través del futbol y que gracias a su calidad de persona y a su profesionalismo, fue recompensado al ser incluido en la lista final, para ser parte de la Selección Nacional que disputara el mundial en Rusia en junio de 2018.

Sabemos que su estancia en México con el conjunto del Atlas fue muy corta, apenas 3 años después de su debut. Con tan sólo 20 años decidió emigrar al futbol de Europa, para ser más exactos, al balompié Francés con el Conjunto del AS Mónaco.

A mi parecer fue una gran decisión, pues en el AS Mónaco tuvo una adaptación muy rápida, lo cual le permitió poder tomar un ritmo futbolístico adecuado para un joven que tenía por objetivos, ser titular y campeón lo más pronto posible. Pues la actitud y el trabajo siempre han sido puntos importantes en la carrera de Rafael Márquez. Ser titular y campeón en AS Mónaco no pasó desapercibido en México, en donde se estaba preparando el mundial de Corea-Japón 2002, que sería el primero para Rafael Márquez y con la responsabilidad de ser el Capitán. Javier “El Vasco” Aguirre, Director técnico de la selección en ese momento, no dudó, pues la cinta de capitán estaría en las mejores manos.

En 2003 llegó al Barcelona de España, con un chico llamado Lionel Messi (en divisiones inferiores) que empezaba a dar sus primeros pasos en el futbol. Junto con Carles Puyol, Oleguer, Giovanni van Bronckhorst, Michael Reiziger, Victor Valdez, formarían una gran defensiva, y un poco después se complementarían con jugadores como Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Ronaldinho, para empezar a darle forma al famoso “Tikitaka”, junto con otros jugadores que se incorporarían más adelante. Rafael Márquez trabajó a su llegada con el técnico Holandés Frank Rijkaard y posteriormente con el español Pep Guardiola. Su primer gol con el Conjunto Culé, se lo marcó al Real Betis.

En Barcelona maduró como jugador y persona, logró ganar una gran cantidad de títulos y fue el primer jugador mexicano en ganar la Champions League en 2006 frente al Arsenal de Inglaterra.

Llegaría en plenitud al segundo mundial en Alemania 2006, pues se veía bien físicamente y futbolísticamente, estaba en un gran Barcelona. Rodeado de grandes futbolistas en su club, reflejaba una gran calidad dentro de la cancha siendo el referente de la Selección. Segundo mundial consecutivo como capitán y primera anotación en mundiales en contra de Argentina en octavos de final.

Sudáfrica 2010, mundial en el continente africano, de nuevo con expectativas, La selección contaba con jugadores experimentados. Javier “El Vasco” Aguirre, repetía como Director técnico de la selección. Gerardo Torrado, Jared Borgetti, Cuauhtémoc Blanco, Carlos Salcido, Ricardo Osorio y Oscar Pérez eran los que aportaban experiencia al grupo. Un Rafael Márquez en plenitud, lograba un récord para la selección mexicana, capitán por tercera vez consecutiva en mundiales y marcaba su segundo gol en copas del mundo contra Sudáfrica.

Después de Barcelona, prefirió enrolarse en la MLS de Estados Unidos, en donde no tuvo buenas actuaciones, fue muy criticado y pensamos que estaba en decadencia. Resurgió en León, siendo Bicampeón de la liga mexicana con Gustavo Matosas como Director técnico, mostrando un aceptable nivel, que le abrió las puertas de la selección para el mundial de Brasil 2014, la cual había tenido una desastrosa eliminatoria, la peor de su historia, pero en la lista final del Director técnico Miguel Herrera era el número uno y el más seguro para estar en la cita mundialista. De nuevo cuarto mundial consecutivo como titular y capitán. Tercer mundial consecutivo anotando, esta vez frente a Croacia en fase de grupos.

Emprende una aventura por Italia, que a mi parecer tuvo que ser antes, me hubiera gustado verlo en equipos como la Juventus, Napoli o Milán en gran nivel y no en Hellas Verona en donde no peleaba más que solo para mantener la categoría Sabemos que fue a Italia para cumplir una promesa con su padre. Solo estuvo una temporada (2014-2015).

En 2016 regresó a donde inició el sueño, al lugar en donde con tan solo 13 años se separó de su familia para lograr su objetivo. La disciplina, constancia, esfuerzo, actitud, talento y calidad, se combinaron para que Rafael Márquez construyera una carrera exitosísima llena de aprendizaje, mostrando un ejemplo a seguir para los deportistas mexicanos, demostrándonos que las metas y objetivos sí se pueden lograr.

Llegó la fecha pactada para el debut de la Selección Mexicana en la copa del mundo, Rusia 17 de junio 2018, la sede el Estadio Luzhniki, y testigo de un triunfo histórico del equipo mexicano, porque a pesar de todas las críticas y comentarios en contra del entrenador Juan Carlos Osorio, concretó un gran triunfo en contra del actual y vigente campeón Alemania. Y digo histórico porque presenciamos al minuto 73 del encuentro, un momento que quedará en la memoria de los aficionados al futbol, porque Rafael Márquez entró al campo en sustitución de Andrés Guardado, mismo que le cedería el gafete de capitán, para que así Rafael Márquez ingresara al campo, y como capitán en las 4 copas del mundo anteriores, lograra un récord histórico para el futbol mexicano y en el ámbito personal: 5 copas del mundo.

Se dice fácil, pero es una recompensa por todo el trabajo, constancia, preparación, disciplina, talento y sobre todo las ganas de triunfar. Es importante señalar que, solo 3 jugadores lo han logrado en la historia y es un orgullo poder decir que, de esos 3 jugadores, 2 son mexicanos.

Antonio Carbajal. México. (1950, 1954, 1958, 1962, 1966)
Lothar Matthaeus. Alemania. (1982, 1986, 1990, 1994, 1998)
Rafael Márquez. México. (2002, 2006, 2010, 2014, 2018)

Es una gran forma de culminar una exitosa carrera llena de títulos y de regalarnos alegrías a los aficionados, que desde México apoyamos su carrera en Europa y que cada vez que representaba a la selección llenaba de orgullo a la afición al saber que contábamos con un gran central, con gran clase, visión y talento, que supo aprovechar sus condiciones y habilidades para sobresalir y triunfar.

Independientemente de la actuación del equipo mexicano en este torneo, no me queda más que decir: Gracias Rafael Márquez por tu ejemplo como deportista y ojalá en algún futuro no muy lejano te veamos involucrado en nuestro futbol mexicano para que puedas aportar parte de tu experiencia en pro de nuestros jugadores y el deporte en México.

Fotografía tomada de http://elincorrecto.mx

Por: Sergio Monciváis


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *