parallax background

Reflexiones sobre la privatización y crisis del agua en México

junio 27, 2018
11
La huella “plástica” de la humanidad
junio 25, 2018
La simulación indigna más que las jaulas
La simulación indigna más que las jaulas
julio 12, 2018

Reflexiones sobre la privatización y crisis del agua en México

Por: Aracely Rojas

El agua es fuente de vida para todas las especies.
Todas las especies y ecosistemas tienen derecho
a su ración de agua en el planeta.
Vandana Shiva

Para dar un panorama general sobre el contexto en el cual se habla de la privatización del agua en México, es necesario subrayar dos momentos que pueden mostrar algunos síntomas de la imperante necesidad económica de establecer los Decretos de Reservas de Agua.

El primero es que desde el inicio de este sexenio se intentó aprobar una nueva Ley General de Aguas Nacionales o la llamada también Ley Korenfeld (no fue aprobada). Esta propuesta de ley, desató polémica por hablar de la dotación de 50 litros diarios de agua por persona. Desde entonces, se propusieron diversas iniciativas en torno a esta ley, sin éxito alguno. No obstante, el Programa Nacional Hídrico actual, menciona la importancia del agua para el desarrollo económico del país, pero no garantiza el derecho humano al agua en México.

En un segundo momento, es importante reconocer que es necesario establecer un marco legal desde la sociedad mexicana, que permita mitigar la problemática actual del agua y garantizar su acceso prioritario para el consumo y uso humano. Dicho esto, no se puede pasar por alto el gran descontento social que ha ocasionado la incapacidad de los gobiernos por abastecer de agua potable a las grandes ciudades y a las poblaciones rurales, ni la contaminación de más del 70% de los ríos de todo el país, ni los grandes desastres ecológicos como los sucedidos en el Río Sonora o el Lago de Chapala, ni el hundimiento de la Ciudad de México y su Zona Metropolitana. Tampoco se puede pasar por alto que somos el país de mayor consumo de agua embotellada en el mundo, y ni decir de que sólo tratamos el 20% del agua que utilizamos. Es decir, sí tenemos una crisis de agua en México, que es necesario atender con urgencia. Sin embargo, los 10 Decretos de Reserva de Agua, no son la mejor solución.

A partir de la aprobación de la Reforma Energética en nuestro país, las actividades mineras y la extracción de hidrocarburos están latentes. El fracking o fractura hidráulica, es la técnica más utilizada para estas actividades extractivas. Para ello se requieren grandes cantidades de agua que se inyectan a presión en el subsuelo, lo que fractura las rocas liberando los hidrocarburos y que al contacto con diversas sustancias químicas es contaminada, sin que el agua cumpla con las condiciones mínimas para reintegrarse a los ecosistemas, o bien, reúna las características para el consumo humano. Es decir, la utilización del agua para el desarrollo económico de las transnacionales, es vital para llevar a cabo toda actividad extractiva. Por tanto, estos decretos legitiman y facilitan al sistema de concesiones establecido a partir del Tratado de Libre Comercio.

Es evidente que se busca que el agua de nuestro país entre al proceso de mercado global. Con ello el esquema privatizador será paulatino, iniciando por las facilidades que otorgan este tipo de concesiones por al menos 50 años, ¿cómo se evitará la sobreexplotación, contaminación y el agotamiento de los cuerpos de agua?

Al respecto, es importante que como ciudadanos nos cuestionemos: ¿Son los decretos de reserva de agua instrumentos legales que permitan garantizar el derecho primordial al agua de los mexicanos? ¿Por qué no se consideró a la sociedad, a la academia y a los pueblos indígenas para la formulación de estos decretos? Si estos documentos privilegian las concesiones el agua ¿cómo evitar hablar de la privatización del agua si se omite en ello al derecho humano? En caso de que se considere el derecho humano al agua, ¿tiene el Estado Mexicano la capacidad de garantizar el acceso al agua a todos los mexicanos de forma equitativa y sustentable?

Es por ello que diversos grupos de la sociedad se han organizado desde hace un par de años, para proponer la Iniciativa Ciudadana de la Ley General de Aguas, cuyo eje principal es garantizar el uso de agua doméstico para los mexicanos y generar estrategias desde la sociedad que permitan mitigar la problemática actual del agua en nuestro país. Para consultar dicha propuesta se puede acceder a la siguiente dirección: http://aguaparatodos.org.mx/la-iniciativa-ciudadana-de-ley-general-de-aguas/

Es evidente que ante la incapacidad de generar una Ley General de Aguas Nacionales, los Decretos de Reservas de Agua, mostraron una salida rápida para eliminar las vedas de las cuencas hidrológicas, pero también para diversificar los usos económicos del agua en estas regiones, y que estos decretos no necesariamente buscan el acceso humano al agua, tampoco impulsan el saneamiento o recuperación ecosistemas hídricos en pro de la sociedad mexicana. Es necesario involucrarnos como sociedad, en la toma de decisiones en torno al líquido vital y en acciones que nos permitan recuperar ríos, lagos y lagunas. El agua es vida.

#SinVedaNohayAgua

Links recomendados:
http://aguaparatodos.org.mx/
http://www.cemda.org.mx/consideraciones-del-cemda-frente-a-los-decretos-de-zonas-de-reserva-de-agua/
https://www.proceso.com.mx/539714/el-agua-es-para-quienes-mas-la-necesitan
https://regeneracion.mx/debido-a-la-contaminacion-del-rio-sonora-crean-frente-contra-grupo-mexico/

Fotografía tomada de http://www.nu.or.id/o-client/nu_or_id/pictures/post/big/14630082815733bc1918183.jpg

Por: Aracely Rojas


Comments are closed.