parallax background

Educación tecnológica

El agua y el aceite
abril 29, 2017
La “maldición” del Chocó
mayo 13, 2017

Educación tecnológica

Por: Alberto Vieyra

DE PE A PA / COLUMNA
AMN. Los historiadores no se ponen de acuerdo todavía, en si la educación tecnológica nació en Francia o en Inglaterra con la Revolución Industrial. Veamos. La Revolución Industrial o Primera Revolución Industrial, es el proceso de transformación económica, social y tecnológica que se inició en la segunda mitad del siglo XVIII en el Reino Unido, que se extendió unas décadas después a gran parte de Europa occidental y Norteamérica, y que habría de concluir entre 1820 y 1840.

Durante ese periodo, el mundo vivió el mayor conjunto de transformaciones económicas, tecnológicas y sociales de la historia de la humanidad desde el Neolítico, que daría paso desde una economía rural basada fundamentalmente en la agricultura y el comercio a una economía de carácter urbano, industrializada y mecanizada, como la máquina de vapor.

Es entonces cuando surge el auge de la educación tecnológica que, en México, algunos estudiosos ubican desde la era prehispánica, colonial hasta la era de Benito Juárez, cuando se crea el Sistema Educativo Nacional con las Escuelas de Artes y Oficios. A partir de 1867, se reglamentaría la educación en todos los niveles.

Actualmente, existen en México alrededor 115 Universidades Tecnológicas, de las cuales, seis se ubican en el Estado de México: la Universidad Tecnológica de Neza, Fidel Velázquez, Tecámac, Sur del Estado de México, Zinacantepec y Valle de Toluca.

Para Heriberto Jaime Rubio Ortiz, rector de la Universidad Tecnológica del Valle de Toluca con sede en Santa María Atarasquillo: “La educación tecnológica será la salvación de México”. Ojalá que su voz sea de profeta, porque ello acabaría con el desastre educativo que vive la nación azteca; aunque aclara que las carreras humanísticas seguirán jugando un papel determinante en la vida del país.

¿Se imagina usted a las universidades tecnológicas con aulas en las grandes industrias? ¡Ya estamos ahí! Las aulas las hemos ubicado en Chrysler, Nestlé, Bosch, Crisa, etc.

“Antes, las carreras tecnológicas eran propias de los pantalones, las preferían solamente los hombres. Ahora, la falda de las mujeres se impone en un alto porcentaje en las carreras tecnológicas; ya hay mujeres técnicas, ingenieras, gerentes, que trabajan en importantes industrias. Un 40% de los 4,870 alumnos que conforman la matrícula de esta universidad, encontrarán acomodo en importantes empresas” afirma orgulloso Heriberto Rubio, en exclusiva para éste espacio. Y presume: “Pronto nuestra universidad tendrá una extensión universitaria en Biotecnología y Procesos Alimentarios, que ya se construye en Capulhuac y será fundamental para el estudio alimentario de México.

¡Es cierto! Las universidades tecnológicas, vinieron a resolver una gran laguna en la industria mexicana y el mundo. En el caso de México, podrían ser la salvación al desastre educativo que vive la patria mexicana.

La educación tecnológica les ha abierto las puertas a los países del tercer mundo con miras a la modernidad, y ojalá que la tesis de Heriberto Rubio, sobre la educación tecnológica como la salvación de México, sea la de un profeta de la educación.

Fotografía tomada de http://ulum.es/arrebato-dominical-contra-la-educacion-industrial/

Alberto Vieyra

Periodista mexicano


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *