parallax background

El “oro verde” de México

noviembre 25, 2016
La muerte masiva de las abejas
noviembre 25, 2016
Barak Peña y Enrique Obama
noviembre 25, 2016

El “oro verde” de México

2015, Año del Nopal

Por Nayel Alejandro Adaya Álvarez

Es común que en medio de la agitación político-social pasen desapercibidos -sino es que invisibles- las aportaciones a la ciencia, especialmente en nuestro país. Si, aquí en México hay ciencia y en esta ocasión lo dedicaremos a un objeto tan común, tan mundano pudieran pensar algunos, que nadie le tomaría importancia: el nopal.

El nopal es curioso en sí mismo, se le considera un vegetal “noble” calificativo que se le da en agronomía a aquellos individuos capaces de resistir condiciones tan adversas y requerir pocos cuidados, como es el caso. Puede adaptarse a suelos poco fértiles, aunque no se han explotado sus posibilidades para evitar la erosión de los suelos. Nuestro país es el principal exportador y productor de nopal a nivel mundial, lo que le confiere una posición estratégica. Su relevancia dentro de México es indiscutible al llegar a ocupar un espacio dentro del escudo nacional. Es parte irrefutable de la gastronomía. Sólo en el país existen 104 especies, 8 totalmente endémicas de la región.

Este “tesoro verde” de México, puede cambiar el mundo, con base en las investigaciones de diversa índole que se han generado y gestado dese hace ya varios años, pero sólo apenas en el 2015 la comunidad científica le dio la importancia y reconocimiento que merece.

La primera de las investigaciones, la realiza la bióloga Blanca Esthela Olguín Gálvez. Su investigación como parte de sus trabajos dentro de CECyTE, usa el nopal, específicamente el mucilago o baba de nopal –seco, en forma de polvo- para purificar el agua. El proyecto inició en 2011, hasta crecer en un plan de negocios para vender la innovación a través de “Nopalpure Organic”. El desarrollo ya se encuentra patentado.

Cada kilogramo de la planta produce después del procesado y merma, 1.2 gramos de mucilago. Sólo se requieren 0.4 grs para limpiar un litro de agua. Se añade el polvo al líquido y en un tiempo de 10 minutos aproximadamente se purifica de gérmenes, bacterias, algas, e incluso residuos sólidos suspendidos, hasta metales pesados como plomo y selenio. Estas propiedades sólo se comparan con un purificador industrial como es el óxido de aluminio. Aunque hay evidencias de que puede también purificar el organismo humano.

La aportación y el impacto social de esta innovación con el apoyo económico correcto podría llegar a beneficiar a miles sino es que millones de personas de escasos recursos, no sólo en el país sino en el mundo. Ya fue puesto a prueba después del terremoto de Haití en 2012, cuando el equipo fue llamado para probarse en los pozos y mantos acuíferos contaminados en la isla a causa de los desprendimientos y fugas de drenaje en la isla damnificada. El método ya ha recibido diversos reconocimientos nacionales, destacando los internacionales como la Embajada de Suecia en México, así como una invitación para participar en la semana mundial del agua en Estocolmo, Suecia. Actualmente compiten por el Nobel del Agua.

La segunda aportación, proviene del lugar menos sospechado del país, de Zitácuaro, Michoacán. Como director técnico del proyecto que desarrolla la empresa Grupo Agroindustrial Nopal de Camémbaro, el ingeniero Miguel Ángel Aké Madera ha desarrollado un modelo sustentable de una planta eléctrica con un biodigestor que genera su propia energía, además de un excedente considerable de recursos y subproductos. Basado en el proceso de descomposición acelerado del nopal y compuestos orgánicos. Los trabajos comenzaron en 2007 con investigaciones aplicadas sobre la generación de biogás. Hoy en día se ha alcanzado la eficiencia del proceso hasta los $0.5 por Kw.

El proceso inicia con la trituración, para generar una mezcla con otros residuos orgánicos y agua, sujetas a procesos físico-químicos dentro de un biodigestor que cataboliza el proceso, durante 4 a 6 semanas. Obteniéndose un 92% de gas metano, una fracción de dióxido de carbono y una menor cantidad aún de ácido sulfúrico. Por el momento el gas alimenta un generador eléctrico de 35.5 kilovatios de energía (kW). El biogás se almacena, lava y comprime. De forma paralela a modo de desechos del proceso se crea agua nitrogenada y material sólido, factibles en la producción de humus. La capacidad mínima de productividad por hectárea es de 32 mil metros cúbicos por hectárea.

Hoy los vehículos de la empresa se mueven con este gas. El investigador Miguel Aké ha sido llamado para coordinar otro proyecto también de índole renovable en Chem Balam, Yucatán, con una planta eólico-solar sustentable. Las aplicaciones y límites de capacidad están siendo puestos a prueba para ponerlos en operación a mayor escala.

Este proyecto se impulsa como una alternativa viable tanto de manera económica como social para disminuir el impacto de los gases de efecto invernadero (GEI) en el ambiente. En 2013 fue reconocido por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), contribuyendo a la reestructura de la infraestructura. Incluso la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) le ha apoyado en el procedimiento.

Pese a todos estos descubrimientos, la búsqueda de información no arroja investigaciones del nopal en el área de la ecología y la salud, por lo que queda claro que los regalos del “tesoro verde” aún están latentes. Por las visiones que ya hay es posible usar esta planta para detener la erosión de los suelos desgastados y podría ayudar a frenar la destrucción originada por la deforestación y la agricultura industrial. En otro aspecto, es muy alentador saber que si es posible depurar al cuerpo humano con base en los extractos de mucilago de nopal, no nos limitemos con la salud nutricional del cuerpo sino en las aplicaciones de las fibras de carbohidratos de las que está hecho el nopal para sanar heridas externas como quemaduras, sarpullido u otras sintomatologías. El límite es la imaginación en las aplicaciones sociales de los compuestos y derivados del nopal.

Al margen de los apoyos, reconocimientos y recursos directos que se les den a este tipo de investigaciones las mismas podrán prosperar y contribuir a la riqueza de investigación, cultural y de innovación en el país. Este tipo de investigación debe dejar de ser la excepción y convertirse en la regla. Sólo el fomento a la investigación y la ciencia traerán la verdadera prosperidad al pueblo mexicano.

Con información de invdes.com.mx y Conacyt


Fotografía de Horacio Hernández Bringas



• Nayel Alejandro Adaya Álvarez
Contador Público, asesor y analista financiero

Comments are closed.